Marcelo Traverso: “Hay maíz transgénico de contrabando”

maiz_transgenicorEL DEBER: Para el máximo líder de APIA (Asociación de proveedores de insumos agropecuarios), en el país el desafío es lograr la seguridad alimentaria con el uso de las semillas transgénicas.

¿Por qué señala usted que en Bolivia hay solo un 2% (3 millones de ha) de aprovechamiento de áreas de cultivo y un 19% sin aprovechar (26 millones de ha)?

Hoy todavía somos un país gasífero como principal sector de ingresos. Somos tan pocos que no nos preocupamos mucho de la alimentación. Pero, en este último tiempo, el Gobierno sí está hablando de la seguridad alimentaria y eso lo saludamos.

Pero según su reporte, Bolivia importa un 25,7% de su consumo de alimentos.

Exactamente. Estamos dentro de los límites aceptables de la FAO, que establece una importación de hasta un 25%. Pero ante cualquier problema climático o de cualquier índole, vamos a empezar a importar más. Para tener seguridad alimentaria tenemos que producir más hasta tener capacidad de exportación.

¿Este problema también toca a la región, donde un 33% de la tierra cultivable no está siendo aprovechada?

Sí. Estamos hablando de Brasil, que todavía tiene mucho por crecer, de Colombia y de Bolivia.

¿Usted ve que el Gobierno impulsa la investigación para lograr productividad?

No se invierte lo necesario en investigación y desarrollo o adopción de nuevas tecnologías.

¿Cómo ha cerrado su sector en 2012?

Más o menos son $us 177 millones en venta de agroquímicos, en semillas, unos $us 70 millones y en maquinaria agrícola, más de $us 200 millones. Estos montos son mejores un 3 y 4% más que en 2011 en los dos primeros ‘rubros’. En maquinaria agrícola se ha registrado un 7% de crecimiento.

¿Cómo afecta a la importación y comercialización de semillas transgénicas de soya y maíz el veto establecido en la Ley Madre Tierra?

En el tema de soya no ha interferido absolutamente en nada. El 99% de la semilla de soya en Bolivia es transgénica. No se importa semilla transgénica de maíz porque está prohibido. Entonces, ¿qué está pasando?; como hay prohibición, a la manera boliviana, hay bastante semilla transgénica de maíz de contrabando que la estamos produciendo y la estamos consumiendo.

¿De dónde?

Normalmente de Argentina y es una realidad que hoy lo estamos viviendo, y es un perjuicio para todos los importadores que no pueden ingresar semilla transgénica. Se importa semilla híbrida plana y no transgénica.

¿Lo han denunciado?

Hemos hecho denuncias verbales ante la Aduana, ante el Senasag y ante el Iniaf. A nosotros se nos hace cada vez más difícil importar semillas híbridas de maíz no transgénicas. El peligro es que, en unos cinco a 10 años, nos quedemos sin semillas porque los países limítrofes están embalados en el maíz transgénico

También te podría gustar...