En los últimos 4 años llovió más e hizo más calor en el altiplano

23-andesPAGINA SIETE

Según informes del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) los índices máximos de temperatura y precipitaciones pluviales registrados en el altiplano boliviano tendieron a subir en los veranos de los últimos cuatro años.

Marisol Portugal, pronosticadora del Senamhi, señaló que el aumento de la temperatura se hizo más patente en los dos últimos años. “En 2011, las temperaturas máximas durante febrero, que es uno de los meses más cálidos, apenas llegaban a los 21 grados centígrados en La Paz; este año se registró hasta 25 grados”.

Esta tendencia se repite en otras regiones del occidente. “Si bien aún no se han alcanzado máximos ni mínimos críticos, las temperaturas promedio van en alza”, aseguró.

El fenómeno tiende a mostrar una contraposición. Según Portugal, la subida en las temperaturas en verano debería generar que bajen también a extremos durante el invierno.

Curiosamente, el aumento en las temperaturas y las precipitaciones pluviales no puede ser atribuible a ningún fenómeno meteorológico, como La Niña.

“Nos encontramos en un año de transición, en el que no se registran fenómenos que hagan cambiar el clima”, apuntó.

Acerca de las lluvias, Portugal expresó que el incremento se puede atribuir a un sistema de alta presión que pasa por el altiplano boliviano. Este fenómeno consiste en la conjunción de vientos de diverso origen, lo que genera mayor humedad y por lo tanto más lluvias y más calor.

“Este sistema atmosférico se ha asentado sobre las zonas altas del país generando lluvias en las regiones altiplánicas, mientras que en el oriente las precipitaciones han sido escasas”, aseguró Portugal.

De acuerdo con un informe de Defensa Civil, correspondiente a febrero, se espera que las temperaturas superen sus promedios en la regiones altas y bajen en las regiones cálidas del norte del país.

Alerta hidrológica

Como consecuencia del aumento de lluvias, el Senamhi y Defensa Civil han registrado la subida del nivel de los ríos de la cuenca del lago Titicaca.

En la ciudad de La Paz, los primeros días del mes las persistentes lluvias provocaron el aumento del caudal de cinco ríos, lo que generó sifonamientos, derrumbes e inundaciones en la zona Sur, sobre todo en Huayllani.

El pasado sábado, el gobernador de La Paz, César Cocarico, declaró emergencia departamental, debido a los daños provocados por las lluvias en -hasta entonces- 18 municipios del departamento.

Sin embargo, el martes, el director de la Unidad de Alerta Temprana de la Gobernación, William Rioja, informó que el número de municipios declarados en emergencia subió a 25, siete más que los mencionados por Cocarico. Al menos 2.600 familias resultaron damnificadas en todo el departamento.

También te podría gustar...