Carta de los bosques a los campesinos

Las nubes que se forman en el mar por la evaporación del agua no pueden llegar a más de 600 kilómetros tierra adentro, debido a que en ese trayecto las nubes pierden toda el agua acumulada en forma de lluvia.
La pregunta que surge entonces es la siguiente: ¿cómo es que llueve a más de 600 kilómetros tierra adentro? La respuesta es debido a los bosques. El agua que cae en forma de lluvia dentro de los primeros 600 kilómetros hace crecer plantas y bosques, y estas plantas y bosques evaporan otra vez el agua. Es obvio que las plantas chicas no evaporan mucha agua, pero sí los árboles y bosques enteros.
Bosque Bolivia, chaqueos

Deforestación en Bolivia

Para dar un ejemplo. Un solo árbol de eucalipto evapora como 400 litros de agua por día. El agua evaporada por los bosques forma otra vez nubes y estas nubes son llevadas otra vez tierra adentro.

Y así en cadena, al final, después de millones de años, se cubre todo un continente con bosques.
En Europa, por ejemplo, las mismas moléculas de agua se evaporan y caen como lluvia 20 veces en su trayectoria desde las costas del sur de España hasta el norte de Alemania.
Esa cadena también se produce en el continente sudamericano. Las lluvias en Bolivia, por ejemplo, dependen de que esta cadena no se interrumpa desde el océano Atlántico hasta la frontera con Chile. La tala de bosques en el Brasil debe ser algo preocupante para el altiplano de Bolivia. En la costa se han devastado grandes superficies de bosques, por esa razón ya no hay mucha evaporación que pueda formar nubes y la Amazonia se seca poco a poco debido a que la cantidad de lluvia ha disminuido.
Pero lo más preocupante es que Bolivia misma destruye bosques enteros. La tala de 100 mil hectáreas de bosque en Santa Cruz y en Beni rompe, o por lo menos, debilita la cadena y el altiplano recibe cada vez menos lluvia.
Sin bosques, ni árboles disminuye la evaporación y, por ende, hay menos lluvia en el altiplano; es decir, que la tala de bosques en las tierras bajas provoca sequía y menos lluvia en las tierras altas. De este hecho tenemos que ser conscientes.
A primera vista, pareciera que hay un conflicto de intereses entre los campesinos de tierras bajas y los campesinos de tierras altas. Pero en realidad no es así. Veamos: ¿por qué se talan los bosques en Santa Cruz y en Beni? No es para sembrar arroz, frijol u otros alimentos para el consumo humano, sino para sembrar soya. Y ¿para qué sirve la soya? Pues para alimentar a las vacas en Estados Unidos, eso quiere decir para satisfacer el consumo de los carnívoros de los países ricos.
¿Tiene sentido que alteremos el ciclo del agua de nuestro continente y suframos por la escasez de la misma en el campo y las ciudades sólo para beneficiar a los exportadores de la agroindustria y a los carnívoros del norte?
Ese es el fondo. Lo lógico sería conservar nuestros bosques amazónicos, chaqueños y chiquitanos y reforestar el Chapare, y los Yungas.
Círculo Achocalla

También te podría gustar...