Los ecologistas exigen a Obama que señale como prioritaria la lucha contra el cambio climático

La decana de las organizaciones ecologistas norteamericanas, Sierra Club, que presume de contar con «2,1 millones de miembros y seguidores» en el país, ha presentado esta semana una iniciativa de ámbito nacional –»Campaña del Legado Climático y Energético de Obama»– cuyo objetivo es «exigir al Presidente Obama que haga del combate contra el calentamiento global una prioridad en su segundo mandato».

Energías Renovables
http://www.energias-renovables.com/articulo/los-ecologistas-exigen-a-oba…

La primera actuación que ha ejecutado Sierra Club, en el marco de esta campaña, ha sido la presentación -el pasado lunes- de sus «100 Días de Acción Climática». La organización ecologista quiere convocar durante ese período «una serie de actos locales y nacionales centrados en atraer la atención nacional al cambio climático y en presionar al Presidente Obama para liderarnos a todos en la lucha climática». Según el director ejecutivo del Sierra Club, Michael Brune, el presidente Obama se enfrenta a «cuatro años cruciales en la lucha contra la disrupción climática». En su discurso triunfal –ha añadido Brune–, «el presidente nos invitó a todos a platicar sobre el clima, pero, además de eso, hace falta actuar de manera rápida y decisiva para prevenir más fenómenos climatológicos erráticos, supertormentas y masivos incendios».

Una de las medidas clave que propone Sierra Club en la lucha contra el cambio climático es la promoción de las energías renovables. En esa línea, el director ejecutivo de la organización ecologista decana de los Estados Unidos ha dicho que, «mientras tomamos cruciales decisiones sobre nuestras fuentes de energía y el tipo de planeta que vamos a dejar a nuestros hijos y nietos, el Sierra Club presionará al Presidente Obama para que defina su legado por medio de soluciones atrevidas en el campo del cambio climático y de soluciones innovadoras en materia de energía limpia». Sierra Club ha anunciado ya que, durante el período que ha de transcurrir entre la jura del presidente y el Día de la Tierra (22 de abril), «aliados y activistas de todo el país celebrarán eventos –como una manifestación en apoyo del combate contra el calentamiento global en Washington DC el 17 de febrero– para resaltar el amplio apoyo de las familias del país a la lucha contra el cambio climático».

El Sierra Club propone además una batería de cinco medidas «que debe tomar la administración Obama para reducir las emisiones de carbono del país y atacar el calentamiento global». Son estas:

1. los ecologistas quieren que las multinacionales de los combustibles fósiles rindan cuentas claras sobre lo que contaminan. En concreto, y entre otras cosas, Sierra Club propone acabar con la minería carbonera a cielo abierto; implementar mecanismos nuevos «que acaben con las trampas legales» y nos protejan verdaderamente contra la contaminación del aire y agua procedente del fracking y otras formas de extracción de petróleo y gas natural; y, por fin, esta organización de defensa del medio ambiente exige reforzar las exigencias ambientales a la industria de los combustibles fósiles (emisiones de refinerías, establecimiento de nuevos patrones de eficiencia para vehículos de tamaño medio y pesados, etcétera).

2. la segunda medida genérica propuesta por Sierra Club se resumiría en «detener la expansión de las exportaciones de combustibles fósiles». En la otra orilla del escenario energético, la organización ecologista decana de los Estados Unidos propone «incrementar las financiaciones internacionales de energía renovable y eficiencia energética y acabar con los préstamos para extracciones de combustibles fósiles».

3. la tercera medida dice, literalmente, así: «multiplicar el énfasis en energía limpia: abrir innovadoras formas de financiación e inversión en eficiencia energética y energía renovable; facilitar el arrendamiento y despliegue de la producción y técnicas de energía limpia en terrenos y aguas públicos y en las agencias federales».

4. en cuarto lugar, Sierra Club exige a la Agencia de Protección Medioambiental y la Agencia de Gestión de Emergencias Federales que aseguren «una respuesta federal equitativa, apropiada y justa a desastres naturales, incluyendo equipar mejor a las autoridades estatales y locales para desarrollar y sustentar comunidades resistentes a las exigencias climáticas».

5. y, por fin, propone detener los planes de expansión de los sectores petrolero, del gas y de la minería del carbón «en los terrenos públicos y en la Plataforma Continental Exterior». Asimismo, considera imprescindible la reforma del programa de arrendamiento de carbón del Departamento del Interior y proteger el Refugio Ártico y los parques nacionales de la explotación de combustibles fósiles.

En la presentación de toda la campaña, el director ejecutivo del Sierra Club, Michael Brune, ha señalado que el Presidente Obama debe ser reconocido «por mejorar los patrones de eficiencia de vehículos, crear incentivos para la energía limpia y aprobar históricas protecciones del aire limpio. Como nación, lentamente estamos mejorando en nuestra lucha contra el cambio climático, y tenemos que hacer todo lo posible para asegurarnos de que el Presidente Obama y las agencias federales que lidera intensifiquen sus esfuerzos. No podemos permitirnos perder ni un minuto más en esta pelea. Ya es hora de establecer el legado climático para nuestro país».

También te podría gustar...