Fallo histórico en EE.UU. para parejas gay

130326020146_windsor_doma_gay_marriage_304x171_afpFUENTE BBC MUNDO: En un fallo calificado de histórico, la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos declaró inconstitucional la conocida como Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés), que definía el matrimonio a escala federal como una unión legal entre un hombre y una mujer.

La legislación de 1996 negaba a las parejas homosexuales casadas en alguno de los estados de EE.UU. que permiten las uniones del mismo sexo, los derechos que las leyes federales otorgan a los matrimonios heterosexuales, entre ellos el de que los esposos extranjeros obtengan la residencia legal en el país.

La decisión del alto tribunal -que en un segundo fallo abrió la puerta a que se vuelvan a celebrar matrimonios homosexuales en California- cambiará la vida de miles de parejas gay, como la formada por David Castro y Jason Little.

David y Jason se conocieron en 2007 en un restaurante de Los Ángeles. De ese encuentro fortuito surgió una relación sentimental que les llevaría a realizar incontables viajes entre California e Inglaterra -de donde Jason es originario- y que culminó el año pasado cuando contrajeron matrimonio en Nueva York.

Ahora, tras la declaración de inconstitucionalidad de la DOMA, por fin podrán ver cumplido su sueño de irse a vivir juntos, ya que Jason podrá residir legalmente en EE.UU.

clicLea: Californianos celebran decisión sobre el matrimonio gay

Pero el camino para esta pareja binacional no ha sido fácil. Después de que las autoridades estadounidenses denegaran el visado a Jason en diversas ocasiones, David decidió iniciar una campaña para denunciar su situación y, de paso, la de miles de parejas homosexuales que se veían obligadas a vivir separadas a causa de la DOMA.

«Al principio de nuestra relación no teníamos ni idea de lo que era la DOMA. No sabíamos de qué se trataba y no imaginábamos el papel que iba jugar en nuestras vidas. Éramos muy ingenuos», explica David Castro en conversación con BBC Mundo.

«Hace dos años nos dimos cuenta de que, incluso si nos casábamos, no podríamos vivir juntos, ya que a él no le darían el permiso de residencia».

Campaña viral

David Castro y Jason LittleDavid Castro (dcha), de 34 años, y Jason Little, de 26, se casaron en Nueva York en 2012.

La campaña que David emprendió recibió la atención de numerosos medios de comunicación y de algunos personajes famosos, quienes acabarían implicándose activamente en la batalla por la derogación de la DOMA.

«Un día andando por la calle vi uno de esos carteles sobre animales que se han perdido. Pensando en mi caso, se me ocurrió hacer unos carteles con la foto de mi marido -con un letrero que decía ‘marido desaparecido’- y con la ayuda de mis amigos los colgué por toda la ciudad».

«Al poco tiempo los carteles empezaron a aparecer en diversos blogs y así fue como me contactaron desde el Proyecto DOMA. Querían hacer algo con nuestra historia».

El Proyecto DOMA es una iniciativa lanzada en 2010 por un grupo de parejas homosexuales binacionales con la ayuda de un bufete de abogados especializado en temas migratorios. El objetivo de la misma era llamar la atención sobre la situación que viven los matrimonios gays en EE.UU. en los que -como en el caso de David y Jason- uno de los miembros es extranjero.

CartelDavid Castro lanzó una original campaña para luchar contra la DOMA.

«Empezamos este proyecto después de que la primera corte federal declarara inconstitucional la DOMA. Desde entonces ha habido 12 sentencias que han considerado ilegal esa norma», le explicó a BBC Mundo Lavy Soloway, abogado de origen canadiense y uno de los cofundadores del Proyecto DOMA.

«En EE.UU. hay cerca de 40.000 parejas binacionales afectadas por la DOMA. Además, hay miles de estadounidenses cuyas parejas están en el extranjero y no pueden entrar en EE.UU., y también hay miles de gays y lesbianas con pasaporte estadounidenses que residen en el extranjero como exiliados porque no pueden vivir en su propio país con sus parejas», señala.

En el caso de David y Jason, los responsables del Proyecto Doma decidieron colaborar con ellos en la realización de un video en el que contaran su historia y que acabó teniendo una repercusión enorme, recibiendo cerca de 300.000 visitas en YouTube.

Beneficios sólo para algunos

La norma contra la que los integrantes del Proyecto DOMA llevan luchando desde hace años fue promulgada en 1996 durante la presidencia del gobierno de Bill Clinton con el objetivo de apaciguar a los sectores más conservadores del Partido Demócrata y del Partido Republicano, que temían que el matrimonio homosexual pudiera llegar a ser impuesto a nivel federal, eliminando la capacidad de decisión de cada estado.

Protesta contra la DOMAEn 2011 el gobierno de Barack Obama anunció que dejaría de defender la DOMA.

La ley define el matrimonio a nivel federal como una unión entre un hombre y una mujer, lo que hace que las parejas homosexuales que se hayan casado en alguno de los estados de EE.UU. en los que las uniones homosexuales son legales, no puedan beneficiarse de la legislación federal que otorga ventajas a las parejas heterosexuales.

En 2011, el gobierno de Barack Obama anunció que dejaría de defender la DOMA ante los tribunales en nombre del gobierno federal, al considerar que atenta contra los derechos de las minorías sexuales. Un año más tarde, el presidente de EE.UU. hizo público en una entrevista su apoyo al matrimonio homosexual.

Tras diversos fallos de cortes federales que declararon inconstitucional la norma, la Corte Suprema aceptó analizar el caso de Edith Windsor, una mujer de 83 años que enviudó de quien fue su compañera sentimental durante 40 años y que, a causa de la DOMA, no pudo disfrutar de los beneficios hereditarios que contempla la ley federal para los matrimonios.

La decisión anunciada este miércoles por la Corte Suprema significa que miles de parejas binacionales como la formada por David Castro y Jason Little podrán cumplir su sueño de vivir juntos en suelo estadounidense.

«Lo peor durante estos seis años ha sido tener que despedirse en el aeropuerto, sin saber cuándo nos íbamos a volver a ver. La DOMA es una norma injusta y ha tenido un impacto enorme en nuestras vidas. Nos ha causado muchas dificultades. Ha tenido importantes consecuencias financieras y emocionales», explica David Castro.

Pese a todo, Castro hace un balance positivo de estos años en los que ha tenido que luchar para poder vivir en su propio país con su marido.

«Me ha servido para darme cuenta de que no estamos solos y que tenemos el apoyo de mucha gente».

Este miércoles la Corte Suprema también dictaminó sobre un caso relacionado con la conocida como Proposición 8, que impedía la celebración de matrimonios homosexuales en California.

La corte decidió que no podía decidir en este caso ya que los defensores de la prohibición no tenían derecho a apelar la sentencia de un tribunal inferior que declaró inconstitucional la medida.

De esta manera, en unas semanas podrían volverse a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo en California.

También te podría gustar...