Tan vacíos estarían los estantes sin abejas.

También te podría gustar...