Pueblos ancestrales, Estado Plurinacional: culturas e interculturalidad por Simón Yampara Huarachi

Cuando se habla de pueblos ancestrales milenarios de la costa del pacifico, andinos (como altiplánicos) u amazónicos, denominados genéricamente ¨indígenas¨, sus saberes y cosmocimientos, la organización y su paradigma de vida, aun son considerados como a-científicos o como saberes y conocimientos locales, de alcance de una determinada población, de un sitio geográfico, de uso de esa localidad, por tanto carentes de ¨universalidad¨, de la categoría científica y tecnológica; mientras, desde hace mas de 5 siglos, producto de la invasión(1492-1532), se practica la hegemonía de la cultura europea, británica, norteamericana conocida como ¨occidental¨ y centenaria en nuestro medio, con estigmas de ¨racismo¨ y ¨complejos de superioridad¨, cuando Europa hasta entonces era una simple región periférica de las ¨civilizaciones¨ de Asia y África; el eurocentrismo producto y alimentado por el teocentrismo occidental (un solo dios macho), la periferia pretenden convertir en ¨civilización superior¨, se dan atributos universalistas y únicos, por tanto monoteístas, monoculturales, regidos por derechos jurídico legales monistas con privilegio de la propiedad y derecho privado individualizado, creando y extendiendo los ¨Estados Latinoamericanos presidencialistas¨ producto de la estructura monárquica.

Hoy desde esa continuidad colonial, ese contexto y medio, esa estructura, formación y práctica; donde se re-articula el poder-saber-estructura y pensamiento colonial de perpetuación en el poder, paradójicamente, desde el ¨Estado Plurinacional¨ constitucionalizado, se nos habla de políticas intra e interculturales como avances de inclusión, de ¨reconocimientos¨ desde el espacio del monismo a la ¨otredad¨, afirmando que se vive un cambio bajo el slogan ¨revolución democrático cultural¨, el tránsito de un ¨capitalismo andino-amazónico¨ a un ¨socialismo comunitario¨, para eso ven como necesidad ¨rescatar¨, ¨recuperar¨ e ¨incorporar¨ a la práctica, la vivencia y matriz del sistema de valores occidentales, del ¨sistema mundo capitalista¨ globalizador, mejor dicho del monismo eurocentrista occidental, con atributos cientificistas, tecnologistas, ecologistas y hasta bio-socialistas. Eso se nos quiere hacer entender como gran avance de la interculturalidad, cuando sabemos que las condiciones son de asimetría colonial y la inequidad de sistema de valores ¨civilizatorios¨, de instituciones y de ejercicio subordinado de derechos para los pueblos ¨indígenas¨, caso TIPNIS es un ejemplo ilustrativo y la poca dilucidación entre los códigos de derecho, la justicia ordinaria y la llamada comunitaria.

Desde nuestra comprensión venimos reflexionando, clarificando e insistiendo, que debemos visibilizar, visualizar, re dignificar, reconocernos que estamos y vivimos matricialmente dos sistemas de valores ¨civilizatorios¨, lo que Waman Poma grafica en su mapa pontificial de Cusco y Castilla, para nosotros la ancestral milenaria que viene desde tiempos inmemoriales -como lo aymara-qhichwa- con semillero en Tiwanaku cosmo-convivencial, cosmo biótico donde se procesa y armoniza la doble fibra y energía de la vida: la espiritualidad y la materialidad; y la occidental centenaria con semillero en Europa del este, monista en su pensamiento, su saber y paradigma de vida de desarrollo, que con el industrialismo ha divorciado y privilegiado el espacio de la materialidad de la espiritualidad, congelando la palabra viva en escritura y la dinámica del ayni (reciprocidad) en dinero, que mirando con mayor cuidado y en profundidad, encontramos que se continúa con el encubrimiento y sublimación con valores gestados en la colonia, cultivando su pensamiento monista, universalista y con estigmas de superioridad, en el ¨saber cognitivo¨, la ¨cultura del cientificismo¨, el tecnologisismo, que orienta el sistema educativo y el aparente transito del multiculturalismo al interculturalismo, que no es más que la apertura del abanico del monoculturalismo, practica de ¨reducción motivada¨(simplificar lo múltiple, subordinar las diferencias), haciendo seducción y cooptación política de los actores políticos, de las organizaciones sociales: CSUTCB, CNMCIOB-BS y los colonizadores, allí se re-articula el saber- poder-estructura del poder de dominio, encaminada por la ¨democracia¨ representativa y participativa.

A esa acción lo llamamos el “chhakhi” colonial democrático (confusión y ofuscamiento sin horizonte). Eso es encubrimiento y continuidad colonial, cuestionada y reclamada por los intelectuales aymara-qhichwa (qullanas) y las organizaciones de los pueblos costeño-andino-amazónicos de la civilización tiwanakuta, como Mapuches- Aymaras sur-norte de Chile, CONAMAQ, CIDOB, que hoy como ayer están entre la re-afirmación, la re-dignificación y la peligrosa ruta (thakhi), de un franco proceso de cooptación y domesticación de sus cuerpos directivos y algunos académicos indígenas, considerando lo propio, lo autóctono como meras manifestaciones culturalistas y folklóricas parte del chauvinismo nacionalista. Es mas en la literatura oficial escolar y colegial, al semillero civilizatorio, hacen aparecer y difunden como ¨ruinas de tiwanaku¨ del pasado sin retorno, como superado por el modernismo, en su visión de la linealidad del proceso histórico y del paradigma de vida occidental, defendiendo no solo la plaza murillo, sino toda la estructura arquitectónica colonial de La Paz como patrimonio urbano de los mestizos criollos, los bicentenarismos son la negación y encubrimiento del procesos milenaristas y de segregación racial. ¿Donde están entonces, los avances del Estado Plurinacional y el interculturalismo?

Atu pata Marka, 1º /08/2012

[1]

Simonyampara @gmail.com


[1] Aymara Qullana, investigador de la cosmo-convivencia andina, Coordinador del Instituto de Investigaciones Sociales, docente de la Carrera de Sociología de UPEA.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Buenos días trabajamos por retoños gigantescos de las culturas ancestrales epicentros de verdaderos saberes leo sus artículos muy importantes felicitaciones estoy siempre atenta y bien por nuestras culturas