La agricultura familiar tiene rostro de mujer

mujer-papa-boliviaERBOL: Felisa Condori es productora de papa de la comunidad de Pararani, municipio de Cairoma de la Provincia Loayza, inicia su actividad a las cuatro de la madrugada, prepara sus alimentos, despacha a sus 4 hijos al colegio y a las 8 de la mañana se dirige a su chacra, es una de las 50 mujeres que practican la agricultura familiar y son parte de la Asociación Multidisciplinaria de Productores de Araca (Amproaraca).

“Araca produce la mejor papa de Bolivia la variedad Huaycha Paceña, el tubérculo es codiciado por las amas de casa por la fácil cocción y delicioso sabor, la asociación Amproaraca es parte de la Coordinadora de Integración de Organizaciones de Económicas Campesinas, Indígenas y Originarias (Cioec Bolivia)”, lo cual les ha permitido formar lideres y mejorar algunos procesos de la cadena productiva con el apoyo financiero de países amigos, comenta Felisa Condori.

“Desde mis papas hemos vivido de la producción de papa, yo solo siembro tres cargas de semilla de papa cuyo rendimiento es diez cargas por una de semilla, cuyos ingresos llegan a 5 mil bolivianos al año”, no conocemos de hectáreas y no sabes cuánto de tierra tenemos cada uno”, destacó la productora.

“Salimos de nuestra comunidad al año una vez para comercializar nuestros productos, en los meses de febrero, marzo y abril, a través de nuestro ente matriz Cioec Bolivia desde el año pasado tratamos de llegar directamente al consumidor, con precios menores entre 10 y 5 bolivianos que los mercados tradicionales”, acotó.

“No tenemos recursos para hacer publicidad en medios de comunicación, pedimos a la población se sensibilice respecto a consumir la los alimentos producidos por los pequeños productores y puedan apersonarse a la calle Beni cerca de la Terminal de Buses Nº 285”, puntualizó.

“Se ofertara productos de la temporada como es la papa de tercera a 25 bolivianos, segunda a 32 y la de primera a 35”, informó Condori.

La Cioec Bolivia está conformada por 778 organizaciones económicas campesinas representando a un millón de pequeños productores en todo el país, de los cuales el 61 por ciento se dedica a la agricultura, el 24 por ciento a la pecuaria, el 12 por ciento a la artesanía, el 2 por ciento a turismo y servicios y el 1 por ciento es extractivita y recolectores.

“Debemos destacar que el 59 por ciento son mujeres trabajadoras rurales y el 49 son hombres, hemos visto que las mujeres se empoderan a partir del trabajo productivo que realizan en sus hogares, y artesanos trabajando para abrir mayores espacios para las mujeres rurales”, señaló.

“A partir de la aprobación de la “Ley de organizaciones económicas campesinas, indígena originarias – Oecas y de organizaciones económicas comunitarias – Oecom para la integración de la agricultura familiar sustentable y la soberanía alimentaria”, exigiremos la atención de los municipios y las Gobernaciones.

“Queremos visibilizar a la mujer productiva como un eje importante del desarrollo rural, porque somos mujeres emprendedoras”, finalizó.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *